• Después que pase el programa FASE situación sería compleja en Dominicana

Joaquín Caraballo – 08/06/2020, 10:54 AM

 

Leonel Castellanos Duarte, el presidente de la Asociación Nacional de Empresas e Industrias Herrera (ANEIH).

La reducción de la actividad económica podría llevar al sector empresarial dominicano a despedir gran parte de sus trabajadores luego de que pase el Fondo de Asistencia Solidaria al Empleado (FASE).

A pesar de todas las medidas que se ha tomado, Circe Almánzar, vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), dijo que ahora mismo se ve una situación un poco compleja porque se tiene que reducir la cantidad de empleados porque si se siguen pagando los salarios se va a crear un problema.

«En el caso del sector industrial podríamos hablar que no es exactamente igual la cantidad de trabajadores suspendidos con la merma en la reducción de las operaciones, pero si podríamos estar viendo en el próximo mes unos desahucios mayores, eso sí es verdad», advirtió Almánzar.

Reiteró que la verdad es que la industria dominicana se ha mantenido, inclusive, los precios de estas industrias se han mantenido estable durante los tres meses o más de tres meses que se tiene de pandemia en el país.

«Sin embargo, ahora mismo se ve una situación un poco compleja: primero tú tienes que reducir la cantidad de empleados lo que conlleva a que si sigues pagando los salarios esto te va a crear un problema porque no puede mantener los mismos niveles de productividad y porque hay una serie de factores que están desenvolviéndose alrededor», argumentó la ejecutiva empresarial.

Al ser entrevistada en el programa Hoy Mismo, que se transmite por Color Visión, Almánzar dijo que en la última quincena del mes pasado y la semana que recientemente concluyó se la han pasado revisando algunos procesos para evitar el despido masivo, no en el sector Industrial, sino a nivel general.

Indica que están revisando resoluciones con la que se pueda tener un rejuego en cuanto a las jornadas que permitan tener mayor fluidez y menor necesidad de despedir.

Además, revisan el tratamiento que se les pueda dar a una persona mayor de 60 años y a las personas con enfermedades que lo colocan como personas vulnerables ante la pandemia.

“Nosotros entendemos que deben aprobarse lo antes posible para que tú puedas tener un resguardo no solamente desde el punto de vista legal, sino también algunos mecanismos disuasivos para el desahucio”, expresó la ejecutiva.

Sobre el tema, el presidente de la Asociación Nacional de Empresas e Industrias Herrera (ANEIH), Leonel Castellanos Duarte, hizo un llamado de atención a las autoridades nacionales para que ponderen la posibilidad de adoptar un paquete de acompañamiento y soporte al tejido empresarial, manufacturero, agrícola y comercial desde ya y no esperar la instalación de un nuevo gobierno, a fin de que las tantas empresas micro y pequeñas que acusan graves dificultades de flujo de caja, puedan sobrevivir y no desaparecer antes de que se reactive aún más la economía

A través de un comunicado, el dirigente empresarial indica que dicha medida resulta especialmente importante ante la situación que se derivará cuando venza en la segunda quincena de junio, el plazo de los tres meses de suspensión de contratos de la casi totalidad de los empleos acogidos -o no- al programa Fase.

“Esto quiere decir que las empresas deberán de decidir quién se queda en la empresa, y quién se queda en la casa, y en ausencia de medidas de soporte, en el mejor de los casos, las empresas cancelarán a más gente de la cuenta, y en el peor de los casos, decidirán cerrar completamente por no tener perspectivas de ayuda desde el Estado”, enfatizó.

Advierte que no incorporar un programa de relanzamiento económico en el proyecto de presupuesto modificado de 2020 que se presentará durante esta semana, significaría la sentencia de muerte de miles de empresas y de decenas de miles de empleos a corto plazo.

AIRD y candidatos presidenciales

Circe Almánzar agrega que esta es una situación donde el sector empresarial ha tenido que apoyar a las autoridades, sobre todo en materia económica, pero también ha tenido que dejarse apoyar del Gobierno.

“Porque si tú no tienes esa sinergia con las autoridades no vas a poder lograr los resultados esperados y nosotros esperamos que esto continúe con el próximo gobierno, sea quien sea, si no pasa, entonces no estaremos bien”, argumentó.

En cuanto a los candidatos, la vicepresidenta ejecutiva de la AIRD dijo que el sector industrial no tiene temor con un cambio de autoridades, debido a que los candidatos que tienen más posibilidades de ganar han presentado propuestas que les dan tranquilidad como sector productivo, pero además, los candidatos presidenciales muestran que entienden los problemas del sector.

Argumenta que en estos momentos para el sector industrial lo más importante es que el Gobierno dominicano, las autoridades y todos los actores den un vuelco hacia la importancia que tiene el desarrollo industrial del país.

“Nosotros tenemos una fortaleza como país que es envidiable por otros países. Tenemos una economía muy diversificada y eso te permite aprovechar muchísimos encadenamientos productivos. Te permite un crecimiento más sostenible y te permite también mayores niveles de empleos”, expresó.

Entiende que se debe fortalecer más el consumo de los productos locales, que no es solamente un tema de preparación interna de las industrias.

Es esto es importantísimo para mejorar la calidad continuamente y para darse cuenta que “hay que cambiar el sesgo importador» que existe en el país, dijo.

Apuntó que si el país va a fortalecer el turismo se debe hacer acompañado del fortalecimiento industrial porque esto genera mayor valor agregado.

Esto sería igual que con el sector zonas francas, “las zonas francas son un sector muy importante generación de empleos y divisas, pero debemos tratar de que esas zonas francas se encadenen con el sector industrial”, agregó.

El pasado mes de mayo el Presidente de la República, Danilo Medina, anunció que el Fondo de Asistencia Solidaria al Empleado (FASE) se extiende hasta el 30 de junio. Fase fue creado para apoyar a los trabajadores formales del sector privado debido a la pandemia del coronavirus (COVID-19).

Fuente: Diario Libre

Share
This

Post a comment